Passar para o Conteúdo Principal Top
Logotipo Centro Hospitalar São João

Derechos y Deberes de Los Pacientes | Usuarios

La información contenida en este documento no dispensa la lectura atenta de la legislación vigente aplicable

(De acuerdo con la Ley nº 15/2014 e inspirados en la Ley de “Bases da Saúde”, Ley nº 48/90)

 

  

DERECHOS

 

1. Derecho a ser tratado respetando la dignidad humana

Ser respetado en su dignidad es un derecho humano fundamental, que adquiere particular importancia en situación de enfermedad. El paciente / usuario debe ser respetado por todos los profesionales involucrados en el proceso de atención, cualquiera que sea la especificidad de su intervención.

 

2. Derecho al respeto por sus convicciones culturales, filosóficas y religiosas

Cada paciente / usuario tiene convicciones culturales, filosóficas y religiosas propias. Las instituciones y los prestadores de cuidados de salud deben respetar esos valores y favorecer su satisfacción.

De igual modo, debe proporcionarse el apoyo espiritual que el paciente / usuario, o quien legítimamente lo represente, pueda requerir.

 

3. Derecho de elección de los servicios y prestadores de cuidados de salud

El derecho a la elección de los servicios y de los prestadores de cuidados confiere al paciente / usuario la posibilidad de optar, en los diversos niveles de cuidados, por la institución del Servicio Nacional de Salud donde pretende ser asistido. Este derecho se ceñirá siempre a los recursos existentes y a las reglas de organización de los servicios de salud

 

4. Derecho a recibir los cuidados adecuados a su estado de salud

Los servicios de salud deben ser accesibles a todos los ciudadanos para proporcionar, de forma humanizada y en tiempo útil, los cuidados de salud que el paciente / usuario necesita, sean preventivos, curativos, de rehabilitación, continuados o paliativos.

El paciente / usuario y sus familiares tienen derecho a ser informados de los motivos de la transferencia de un nivel de cuidados a otro y de aclarar que la continuidad y la calidad de los cuidados están garantizados.

Cuando la transferencia se produzca para el domicilio, se proporcionará toda la información esencial para la continuidad de cuidados

 

5. Derecho a ser informado sobre los servicios de salud existentes, sus competencias y niveles de cuidados, así como, el derecho a la información sobre su situación de salud

Al ciudadano debe proporcionarse información sobre los servicios de salud locales, regionales y nacionales existentes, sus competencias y niveles de cuidado, normas de organización y funcionamiento, para optimizar y hacer más cómoda su utilización.

Se debe proporcionar al paciente / usuario, de forma clara, información sobre su situación de salud, debiendo tener siempre en cuenta su personalidad, el grado de instrucción y sus condiciones clínicas y psíquicas. El paciente / usuario puede desear no ser informado de su estado de salud, indicando, si así lo entiende, quién debe recibir la información en su lugar.

La información que debe facilitarse deberá incluir los datos relativos al diagnóstico (tipo de enfermedad), al pronóstico (evolución de la enfermedad), a los tratamientos que deben efectuarse, a los posibles riesgos y posibles tratamientos alternativos.

 

6. Derecho a obtener una segunda opinión sobre su estado de salud

Este derecho, que se traduce en la solicitud de dictamen de otro médico, permite al paciente / usuario complementar la información sobre su estado de salud, dándole la posibilidad de decidir, de forma más esclarecida, sobre el tratamiento a proseguir.

Los servicios prestadores de los diversos niveles de cuidados deben procurar que el paciente / usuario esté siempre acompañado de los elementos de diagnóstico y terapéutica considerados importantes. Así, se evitan nuevos exámenes y tratamientos, penosos para el paciente / usuario y costosos para la comunidad.

 

7. Derecho de acceso a los datos registrados en su proceso clínico

El paciente / usuario tiene el derecho de tomar conocimiento de los datos registrados en su historia clínica, debiendo esta información ser proporcionada de forma precisa y esclarecedora por su médico.

La omisión de algunos de estos datos sólo es justificable si su revelación se considera perjudicial para el paciente / usuario o si contiene información sobre terceras personas.

El titular de los datos tiene el derecho de obtener del responsable del tratamiento, libremente y sin restricciones, la rectificación y ocultación de los datos personales, en particular cuando compruebe el carácter incompleto o inexacto de los mismos. De igual forma, tiene el derecho de negarse al tratamiento de los datos personales a efectos de marketing directo u otras formas de prospección

 

8. Derecho a dar o rechazar su consentimiento, antes de cualquier acto médico o participación en investigación o formación clínica

El consentimiento del paciente / usuario es imprescindible para la realización de cualquier acto médico, después de haber sido correctamente informado.

El paciente / usuario puede decidir, de forma libre y esclarecida, si acepta o rechaza un tratamiento o una intervención, así como si desea modificar su decisión.

Por lo tanto, se pretende garantizar el derecho a la autodeterminación, estimulando la capacidad que los pacientes / usuarios tienen para decidir sobre sí mismos, exceptuando las situaciones en las que no son capaces de hacerlo.

El consentimiento puede ser presumido en situaciones de emergencia y, en caso de incapacidad, este derecho debe ser ejercido por el representante legal del paciente / usuario. En este contexto, los profesionales deben tener acceso al testamento vital que el paciente / usuario pueda, eventualmente, haber efectuado.

 

9. Derecho a la confidencialidad de toda la información clínica y elementos identificativos que le conciernen

Todas las informaciones referentes al estado de salud del paciente / usuario - situación clínica, diagnóstico, pronóstico, tratamiento y datos de carácter personal - son confidenciales. Sin embargo, si el paciente / usuario da su consentimiento y no hay perjuicios para terceros, esta información se utilizará siempre en el estricto marco ético y legal.

 

10. Derecho a la privacidad en la prestación de todo acto

La prestación de asistencia sanitaria se efectúa respetando estrictamente la privacidad del paciente / usuario, lo que significa que cualquier acto de diagnóstico o tratamiento sólo puede efectuarse en presencia de los profesionales indispensables para su ejecución, a menos que el usuario consienta o pida la presencia de terceros.

La intimidad de cada paciente / usuario, atenta allí también su dimensión corporal, será escrupulosamente respetada por todos los profesionales en su labor asistencial.

Su vida privada o familiar no puede ser objeto de intromisión, a menos que sea necesario para el diagnóstico o tratamiento y el paciente / usuario exprese su consentimiento.

 

11. Derecho a presentar sugerencias y reclamaciones

El paciente / usuario, por sí mismo, por quien legítimamente lo sustituye o por organizaciones representativas, puede evaluar la calidad de los cuidados prestados siempre que se le solicite y presentar sugerencias o reclamaciones siempre que lo considere oportuno.

Para ello, existen, en los servicios de salud, la Oficina del Ciudadano (Gabinete do Cidadão) y la posibilidad de acceder al libro de reclamaciones.

El usuario siempre tendrá que recibir respuesta o información sobre el seguimiento dado a sus sugerencias y reclamaciones a su debido tiempo.

 

12. Derecho a constituir entidades que lo representen y que defiendan sus intereses

Es un legítimo derecho de los pacientes / usuarios constituir asociaciones que tengan por objeto la promoción y la defensa de la salud, así como grupos de amigos de establecimientos sanitarios que puedan promover fines humanitarios.

 

13. Derecho de los menores e incapaces a poder tener quien los represente

Cuando no pueden ejercer su autonomía, los derechos de los pacientes / usuarios pueden ser ejercidos, siempre en la perspectiva de su beneficio, por sus representantes legales.

 

14. Derecho a estar acompañados en los servicios de salud

De acuerdo con lo legalmente previsto, a los pacientes / usuarios se les debe el derecho a ser acompañados por una persona por sí indicada desde el momento de la admisión o lo antes posible.

 

 

DEBERES

 

1. Deber de velar por su estado de salud. Esto significa que debe procurar comprometerse en el más completo restablecimiento y también participar en la promoción de la propia salud y de la comunidad en que vive.

2. Deber de proporcionar a los profesionales de la salud toda la información necesaria para lograr un correcto diagnóstico y tratamiento adecuado.

3. Deber de respetar los derechos de los demás pacientes / usuarios, así como de los profesionales con los que se relacione.

4. Deber de colaborar con los profesionales de la salud, en lo que se refiere a las indicaciones que le son recomendadas y libremente aceptadas por él.

5. Deber de respetar las reglas de organización y funcionamiento de los servicios y establecimientos de salud.

6. Deber de utilizar los servicios de salud de forma apropiada y de colaborar activamente en la reducción de gastos innecesarios.

7. Deber de pagar los gastos que deriven de la prestación de la asistencia sanitaria, de acuerdo con las determinaciones legales.